Portal de Culturismo, Musculacion, Fitness y Pesas para culturistas.
 
culturismo
Culturismo arrow Articulos Culturismo arrow Entreno arrow Entrenamiento para principiantes

Entrenamiento para principiantes

PDF Imprimir E-Mail
Introducción
Antes de iniciarte en cualquier programa de entrenamiento, es conveniente realizarse los oportunos análisis y chequeos médicos. Este artículo pretende ser de ayuda una vez que se han cumplido estos requisitos.

Existen infinidad de métodos de entrenamiento, pero el básico es el ideal para los principiantes. Esto supone no andarse por las ramas ni hacer cosas raras. Tal vez veas a algunos tipos grandes de tu gimnasio hacer ejercicios interesantes, y que ni siquiera aparecen dibujados en el papel de tu rutina. No te preocupes. De momento estás empezando y antes de nada tienes que familiarizarte con los ejercicios básicos, los cuales te proporcionarán la mayor masa muscular.


El camino más rápido y eficaz para construir masa son los ejercicios compuestos, es decir, press de banca, sentadillas, peso muerto, etc. Se llaman «compuestos» porque en realidad para realizarlos se emplea más de un músculo. Por ejemplo, en el press de banca también trabaja el tríceps y el hombro, además del pecho, por supuesto. Eso no significa que lo estés haciendo mal, sino que en este movimiento el pectoral requiere de la ayuda de los otros dos músculos. Es inevitable y normal. Por otro lado están los ejercicios de aislamiento, llamados así porque pueden «aislar» un músculo de los demás y hacer que trabaje solo. A este grupo de ejercicios pertenecerían las aperturas para pecho, el curl concentrado para bíceps, etc.

A simple vista puedes haber notado una diferencia entre ambos tipos de ejercicios. ¿Qué resulta más duro: un press de banca o unas aperturas para pecho? ¡El press, sin duda! Por ese motivo debes trabajar con ejercicios compuestos, crean la mayor cantidad de masa.


Tal vez ahora te preguntes para qué hacer entonces ejercicios de aislamiento. Bien, estos te proporcionarán forma y si los ejecutas correctamente una gran congestión. Las congestiones son perfectas para nuestro propósito, ya que saturan los músculos de sangre, haciendo que sea más provechoso el aporte de nutrientes (proteínas incluidas, por descontado).

Si llevas menos de un mes, puedes entrenar cinco días por semana si quieres y tampoco te preocupes demasiado por la rutina a seguir. Ahora debes concentrarte en aprender corréctamente la técnica de los ejercicios y mientras tanto, irás cogiendo algo de fuerza. Si llevas algo más, es hora de construir masa muscular.

Tus músculos no crecen mientras entrenas, sino mientras descansas. No pienses que por entrenar siete días a la semana te pondrás más grande. Más bien, te harás pequeño. Tu cuerpo tiene un límite y no lo soportará. Para crecer, debes entrenar poco tiempo pero muy intenso. Si tus sesiones duran más de una hora y poco es porque no entrenas lo suficientemente fuerte. Si fuera así no aguantarías una hora, te lo aseguro. No puedes hacer cinco ejercicios para los bíceps, por ejemplo. Si entrenarás duro, al tercer ejercicio no podrías ni levantar los brazos.

Otro aspecto es que necesitas bastante descanso para crecer. Lo ideal es, de momento, entrenar tres días por semana. Esto hará que no gastes energía de más y lo que comas «se quede dentro». Una vez fuera del gym, come y descansa mucho. No se trata de pasar el resto del día viendo la televisión, pero trata de dormir tus ocho horitas, no hacer sesiones maratonianas de aeróbicos y no coger una pesa en tus días de descanso. Si tu actividad es muy elevada, simplemente tendrás que comer todavía más.

El plan que te propongo es el siguiente:

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Pecho,
bíceps,
abs
Descanso Piernas,
tríceps,
abs
Descanso Espalda,
hombros,
abs
Descanso Descanso

Tal vez pensarás que debes entrenar mucho más tiempo, pero de momento es todo lo que necesitas. No creces en el gym, creces mientras descansas. Existen muchos otros planes para un principiante como el que te he propuesto, pero son todos similares. Lo único realmente importante es que reduzcas el entrenamiento a tres días, te alimentes bien y descanses.

De momento no vas a entrenar algunos músculos como los antebrazos, ya que se ejercitan lo suficiente con el resto del entrenamiento.


Los días de entrenamiento no tienen que ser lunes, miércoles y viernes, aunque si puedes elegirlos te recomiendo estos. Antes dijimos que trabajarías con ejercicios compuestos para crear masa y también alguno de aislamiento. A continuación concretaremos un poco más. Normalmente trabajarás dos ejercicios compuestos y uno de aislamiento (por este orden) para cada músculo. El número de series variará según el músculo y tampoco será siempre igual el número de repeticiones.

Día 1: Pectoral, bíceps, abdominales


• Press inclinado con mancuernas: Calienta bien antes de comenzar a entrenar, esto todos los días. En particular este ejercicio puede ser duro para los hombros, así que asegurate de que estén preparados. Una vez hayas calentado, haz un par de series de este ejercicio con poco peso, para ir cogiendo forma y concentrarte en el trabajo de los músculos.


Comenzamos por el press inclinado en lugar del plano por la sencilla razón de que el primero trabaja el pectoral superior, más difícil de desarrollar. Un buen pectoral superior hará que tu pecho posea un buen volumen.


Realiza (sin contar las dos series de calentamiento) cuatro series en las que tratarás de quedarte sin fuerzas sobre la octava o décima repetición.


Descansa unos dos minutos entre series, que es lo aconsejado para músculos grandes. Esto se aplica a todos los ejercicios de pecho que listo a continuación.

• Press de banca plano con barra: Al igual que en el anterior harás cuatro series (no te hará falta calentamiento a estas alturas) buscando el fallo muscular en la octava o décima repetición.

• Aperturas en banco inclinado con mancuernas: Realiza de 12 a 20 repeticiones de este ejercicio y un total de cuatro series. Busca la congestión muscular. Se trata de un ejercicio de aislamiento, al contrario de los otros dos compuestos.

• Curl con barra para bíceps: Aquí pasamos de entrenar pecho a bíceps, así que aunque los brazos ya estén pre-calentados, debes hacer una o dos series de calentamiento (solo con la barra) de este ejercicio. Cuando estés preparado pra mover peso, completa de ocho a diez repeticiones y haz solo tres series. El bíceps es un músculo pequeño, así que lo trabajaremos con unas nueve series, mientras que los grandes tendrán doce. Busca el fallo.

• Curl con mancuernas alterno: Intenta elegir los kilos que provoquen el fallo entre la octava y la décima repetición. Una repetición incluye un brazo y luego el otro.


En ningún ejercicio digo algo como «haz de ocho a diez reps», sino «elige un peso con el que no puedas hacer bien otra repetición, a ser posible entre la octava y la décima». Realiza tres series, descansando un minuto entre ellas.


• Curl con mancuernas alterno: Una repetición incluye un brazo y luego el otro. Realiza tres series, tras haber elegido un peso que te permita hacer correctamente solo ocho o diez repeticiones. Como siempre que te digo esto, si haces menos de ocho, quita algo de peso. Si haces más de diez o doce, definitivamente es hora de añadir peso.

• Curl de concentración a un brazo: Busca la congestión máxima con este ejercicio de aislamiento. Completa de 12 a 20 repeticiones y cuando acabes con un brazo pasa al otro sin descanso y luego otra vez. Así hasta ejecutar tres series con cada brazo.

• Elevaciones de piernas tumbado: Si las realizas correctamente no podrás hacer demasiadas. Busca el fallo, de todos modos. Completa cuatro series de tantas repeticiones como puedas hacer y no descanses más de treinta segundos entre ellas. Los abdominales se recuperan muy rápido y esto no nos interesa. Queremos obligarlos a crecer, así que no les dejes recuperarse por completo entre series.


• Elevaciones parciales de torso: Si pensabas que podías hacer cien o doscientas abdominales, estabas en un error. Si se trabajan con dureza, solo es posible realizar de doce a quince, te lo aseguro. Como en el ejercicio anterior, realiza cuatro series al fallo.

Día 2: Cuádriceps, femoral, gemelo, abdominales


• Prensa de piernas: Tras dos series de calentamiento en la máquina de extensiones de cuádriceps, puedes comenzar con este ejercicio. Elige un peso que te permita cubrir todo el recorrido y efectuar unas doce repeticiones. Los cuádriceps son músculos grandes que requieren de una gran estimulación. Series de ocho repeticiones con un peso excesivo, que solo permite bajar y subir cinco centímetros, no sirven para nada. Debes sentir la congestión. Realiza cuatro series.

• Sentadillas con barra: Al igual que en el ejercicio anterior, es fundamental elegir un peso adecuado. Trabaja unos días a veinte y otros a doce repeticiones al fallo. Coloca los soportes de seguridad de modo que no tengas que preocuparte por nada más. Cuatro series.

• Extensiones de cuádriceps: Ejecuta un par de series de unas diez o doce repeticiones. Con este ejercicio buscamos una congestión increible. Al terminar tus piernas deberían tambalearse.

• Curl de femoral tumbado: Realiza cuatro series de doce repeticiones y estilo estricto. Cuando termines una serie, levántate y date una vuelta por el gym de medio minuto. Vuelve a relizar otra serie tras este mínimo descanso.

• Elevaciones de talón para gemelos en máquina: Haz tres series con un peso que te permita hacer unas doce reps con un descanso de medio minuto. Tras la tercera serie y sin descanso, selecciona la mitad de kilos y continua hasta que no puedas más. Entonces (todavía sin descansar) vuelve a elegir la mitad y continua. Eso es todo en cuanto a los gemelos. Si lo trabajas duro no necesitarás más como principiante, ya que el trabajo de cuádriceps fortalece los gemelos.

• Jalones en polea para tríceps: Hoy no has trabajado aún los brazos, así que calienta antes con un par de series. Cuando estés preparado, completa tres series de ocho repeticiones al fallo y siempre con estilo correcto.

• Rompecráneos: Este es un ejercicio en el que se tiende a hacer demasiada trampa, lo cual se debe a un peso excesivo. Realiza tres buenas series a ocho repeticiones al fallo.

• Press de banca con agarre estrecho: Como en el ejercicio anterior, demasiado peso no solo induce al error, sino también a la lesión. Elige un peso que te permita completar de ocho a diez repeticiones. Tres series. Con esto finaliza el entrenamiento de tríceps, del que solo hemos necesitado nueve series. Hacer más es inútil y contraproducente. Entrena fuerte pero no mucho tiempo.

• Elevaciones de rodillas en banco plano: Ejecuta cuatro series de unas veinte repeticiones. El descanso entre series de abdominales siempre será de unos tresinta segundos máximo. De vez en cuando puedes hacer más difícil este ejercicio sosteniendo una mancuerna de dos a cuatro kilos por los tobillos.

• Encogimientos en polea alta: Selecciona un peso que no te permita pasar de la duodécima repetición y completa cuatro series.

Día 3: Dorsal, deltoide, trapecio, abdominales


• Polea al pecho: Los dorsales son músculos grandes que trabajaremos con un total de 12 series repartidas en 3 ejercicios de 8-10 reps. Comienza por este y cuando seas capaz de levantar un peso próximo al tuyo propio, cambia la «polea al pecho» por las «dominadas». Entonces, como ya no seleccionarás ningún peso, se tratará de realizar cuatro series de tantas dominadas estrictas como puedas hacer. Es muy importante calentar antes de hacer dominadas o cualquier ejercicio de espalda, o puedes dejarte los hombros en el intento.

• Remo en polea sentado (Gironda): Siguiendo el mismo enfoque, selecciona un número de placas que te permita hacer no más de 8-10 buenas repeticiones.

• Polea tras nuca: Igual que el anterior. Cuatro series de 8-10 repeticiones llevadas al fallo.

• Press militar en multipower: La espalda está comunicada con los deltoides, así que el calentamiento de estos no necesitará ser tan exhaustivo. Para los hombros haremos tres ejercicios de tres series. De momento, comenzarás con el «press militar» en multipower, y cuando tengas un poco más de experiencia podrás pasar a la barra si lo prefieres. Completa tres series de 8-10 repeticiones al fallo.

• Elevaciones laterales con mancuernas: Tres series. Puedes estirar un poco más las repeticiones, por ejemplo, hasta 12, ya que es preferible que aprendas bien la técnica a que intentes levantar demasiado peso. Una vez te acostumbres a no hacer trampas en este ejercicio (uno de los peores realizados por todos), ve cogiendo mancuernas más pesadas que no te permitan pasar de la octava repetición.


Elevaciones laterales inclinado para deltoide posterior: Elige un peso para hacer 10-12 buenas repeticiones. Tres series.


• Encogimientos con mancuernas: Agarra dos mancuernas lo bastante pesadas como para hacerte sentir el trabajo de tus trapecios, pero que a la vez no te obliguen a hacer trampa y levantar el peso con los brazos. Realiza tres series de tantas repeticiones como puedas.

• Elevaciones de piernas en aparato: Ejecuta tres series de unas veinte repeticiones. Como siempre, el descanso para las abdominales no debe superar el medio minuto.

• Encogimientos dobles en máquina: Coloca el selector del peso de modo que solo puedas realizar unas doce incómodas repeticiones. Cuatro series.

Errores comunes
• Levantar demasiado peso
Lo veo todos los días y pienso: «ese chico se va a partir la espalda», cuando veo a un principiante haciendo bíceps con la barra.
Muchos novatos cargan discos y discos tratando de impresionar a sus compañeros o a quien les mire. Es un error y me atrevería a decir que todos hemos pasado por él. Lo cierto es que cuando seleccionas un kilaje excesivo tu técnica brilla por su ausencia. De este modo, no solo no impresionas a nadie, sino que haces el ridículo.
Y lo peor de todo es que no estás trabajando el músculo que pretendes. Si eres recién llegado al mundo de las pesas, simplemente no puedes «hacer trampa». Si no te lesionas de ese modo hoy, será mañana y si no pasado, pero acabarás ingresando en las filas del club «mira-cuánto-peso-levanto-mira-como-me-hernio».
Concéntrate en lo que estás haciendo. Aquí no hay premios por levantar más peso. Seguramente no te apuntaste al gym poque tu meta sea hacerte levantador de pesos, sino porque querías conseguir tamaño muscular. La técnica lo es todo a la hora de
crecer.

Conclusión: peso excesivo = inútil para crecer + riesgo de lesión.

• Levantar muy poco peso
Este fenómeno también se da bastante. Suele ocurrir cuando el novato lleva alrededor de un mes entrenando, se encuentra cómodo con los ejercicios y el peso y su técnica es correcta. De acuerdo, pero una vez conoces la ejecución de los ejercicios, debes elegir un peso que te permita hacer de ocho a doce repeticiones. Si puedes hacer 25 es que estás trabajando con muy poco peso, insuficiente para estimular el crecimiento del músculo.
Idealmente, deberías sufrir a partir de la quinta repetición y rezar en las dos últimas para completarlas. Todo ello respetando la técnica. Lo importante es trabajar con un peso que te exija un gran esfuerzo, da igual el número de kilos.

• Ignorar la física
Esto es solo una pequeña broma, pero más de uno ha sufrido graves lesiones por ello.
Cuando quites el peso de la barra, piensa antes. Si quitas mucho peso de un lado de una vez, la barra se desequilibra y vuelca. Quita un disco de un lado y luego del otro. Por esa experiencia «sonora» creo que también ha pasado casi todo el mundo.

• Entrenar en grandes grupos
A veces veo grupos de hasta 4 principiantes. Ninguno de los 4 se pondrá jamás grande, a menos que disuelvan ese grupo tan numeroso. Estas situaciones son caldo de cultivo para que se produzcan:
- Entrenamientos flojos: debido al tiempo transcurrido entre series y por las distracciones.
- Lesiones: Para los novatos parece que levantar mucho peso lo sea todo y más si les observan sus amigos. Encima se animan a seguir realizando los ejercicios al borde de la lesión. No saben que sin estilo no hay crecimiento.
Si sois cuatro, dividios en dos grupos de dos. Es bueno entrenar con un compañero, pero no con toda tu peña.

• No pedir ayuda
Algunos ejercicios, como el press de banca, requieren un control externo. Si no tienes a nadie detrás que te eche un ojo, o bien no te esforzarás al máximo, o bien te quedarás con la barra al cuello. Y no queremos que eso ocurra.
No se trata de que alguien haga medio ejercicio por ti, sino de una ayuda puntual, para con uno o dos dedos tirar muy levemente. En ocasiones he hecho creer a novatos que les estaba ayudando a completar sus repeticiones pero las hacían solos. Mis dedos estaban medio centímetro por debajo de la barra.
Saber que las pesas no te van a caer en la cabeza te libera de esta preocupación y te permite concentrarte en tu verdadero objetivo: levantar peso.

• Sobre-entrenarse


El sobre-entrenamiento se produce porque los músculos no se recuperan entre sesiones. Esto se debe a en exceso de entrenamiento, alimentación insuficiente o incorrecta, o bien por falta de descanso.


El culturismo se basa en entrenar cada músculo una o dos veces por semana, alimentarse bien y descansar lo suficiente. Esta fórmula tan sencilla proporciona los resultados que buscas.

• Saltarse repeticiones, series e incluso ejercicios
«Me dejo la última» es un pensamiento común en muchos novatos con ganas de ducharse. Hay días en los que uno llega al gimnasio y se encuentra diciendo: «no sé para que he venido». Todos tenemos días así. Si te sientes desmotivado o sin energía, decide desde el comienzo de la sesión el realizar un ejercicio menos, por ejemplo, tres en lugar de cuatro. Eso podrá devolverte el ánimo. Trabaja menos ejercicios, pero no con menor intensidad. Recuerda: valen más una serie llevada al fallo que cuatro a medio gas.
Si tu problema va más allá y te sientes incapaz de entrenar con ganas, duchate y vete. O haz algo de bici, si quieres. Nadie te obliga a estar allí sufriendo. Es mejor abandonar el gym y volver a la carga con energías renovadas.
Trata de identificar el problema, como falta de sueño, de comida, aburrimiento, etc. Quizá te encuentres sobre-entrenado.
Si tu excusa para saltarte series es que tienes prisa, comienza por superseriar (hacer dos ejercicios distintos sin descanso entre ambos) desde el principio de la sesión. Añadirás intensidad y acabarás antes. Pero tampoco abuses de esta técnica o acabarás agotado a la larga.

• Entrenar lesionado
Muchos novatos se entusiasman demasiado con el gym. Eso les lleva a hacer locuras como entrenar con una lesión para no perder un día.
Entrenar de este modo agravará la lesión y, al final, te mantendrá alejado mucho más tiempo del gimnasio que si hubieras parado una o dos semanas.
Si te duele al entrenar y no quieres dejarlo por temor a perder tamaño, déjame decirte algo. Apenas perderas nada en una o dos semanas de descanso, de hecho el reposo hará que tus músculos aumenten de tamaño.
No entrenes lesionado o puede que no lo vuelvas a hacer jamás. No exagero.

• No ponerse el cinturón
Llega un momento en que tus lumbares pueden empezar a sufrir. Tal vez al principio no lo necesitabas debido al poco peso que manejabas, pero si empiezas a sentir molestías en la zona baja de la espalda átate el cinturón. Se suele emplear en ejercicios como remo sentado o inclinado, sentadillas, pesos muertos, curl con barra para bíceps, etc. Aunque puedes y debes emplearlo en todos aquellos ejercicios que creas necesitarlo. Algunos lo necesitan incluso en los jalones para tríceps :?

• Usar el cinturón para todo
Si eres un recién llegado al culturismo, dudo mucho que el cinturón te sea necesario en algún ejercicio debido a que manejarás un peso que no debería afectar a tus lumbares. Si no te hace falta no te lo pongas, estarás más incómodo sin duda. Si llevas más tiempo tal vez lo necesites, pero recuerda que hay ejercicios en los que si te hace falta es porque los realizas mal, seguramente a causa de un peso excesivo.

• Tener vergüenza
Muchos errores se producen por esto. No tienes porqué levantar más peso del que puedas manejar razonablemente. A nadie le importa el kilaje que uses y además, todos hemos comenzado por ahí. Se hace más el ridículo ejecutanto mal el ejercicio que levantando poco peso. Haz tus series bien y crecerás.

• Falta de humildad
A veces es imposible corregir a los principiantes. Están al borde de la lesión, pero no les importa. Y si te hacen caso, suele aparecer una expresión de desilusión en sus caras al observar que con una técnica correcta pueden manejar menos kilos.
No te fijes en los kilos y fijate en la congestión producida por el ejercicio. Esto debería ser más satisfactorio. Al realizarlo correctamente deberías notar mucho más el trabajo del músculo. Esto hará que crezca y no los balanceos y las inercias. El peso lo deben mover los músculos.
Cuando alguien grande trate de corregirte piensa que seguramente lo hace por tu bien. A él le da realmente igual si te partes la espalda, solo trata de ayudar.

• Obsesionarse
Está claro que si no te lo tomas en serio, no crecerás. Pero no dejes que se convierta en una obsesión. Entrena fuerte, come bien, descansa y... ¡haz otras cosas! Todos los tipos grandes que he conocido han resultado ser extrovertidos y alegres. Tomate el culturismo como una afición, no como una obligación. «No hay peores cárceles que las que nos construimos nosotros mismos».

• Distraerse
El descanso entre series debe ser de uno a dos minutos. Uno está bien para músculos pequeños, como bíceps, y dos para cuádriceps o pectoral. No dejes que nada te distraiga y no pases más tiempo hablando que entrenando.

 

Culturismo 


Aprende como conseguir masa muscular.

Musculos anteriores.

Músculos posteriores.
 
< Anterior   Siguiente >

COMO INYECTAR

GUÍA SOBRE CÓMO INYECTAR • por Admin • Primera edición: Enero 2002 • Actualizado: Julio 2002

Aviso importante
Con este artículo no pretendemos, como se ha aclarado en otros puntos de la web, fomentar y recomendar el uso de esteroides, pero seríamos necios si pensáramos que por no dar la correctar información, se evitaría su práctica.
Comentado esto, pasamos a relatar como inyectar de forma correcta, ilustrado con fotografías.

Zonas
Las zonas seleccionadas para la inyección, depende de varios factores, como la experiencia que tengamos y la cantidad de ml a poner. La más común es el glúteo, seguido de piernas, hombros y muy pocas veces, pecho, tríceps y bíceps.

Existe mucha polémica sobre si los pinchazos localizados hacen creer la zona en cuestión, y personalmente no he llegado a tener una idea clara, aunque los esteroides basados en aceite, no deberían servir para esto.

Pasos
Los pasos a seguir para la inyección son los siguientes:

• 1) Tener preparado alcohol, algodón, el esteroide a usar y jeringuillas (más de una).

• 2) Agitamos la ampolla varias veces para mezclar bien el contenido. Si viene en base de aceite se puede calentar la ampolla antes bajo el grifo con agua caliente, consiguiendo así hacerlo mas «líquido». Esto facilitará la inyección y evitará algo de dolor.

• 3) Si se trata de una ampolla, rompemos su cabeza. Si es una tapa de goma, quitamos el posible protector que lleve.

• 4) Metemos la aguja en la ampolla y tiramos del émbolo hasta haber aspirado todo el líquido. Posiblemente, tengamos aire dentro de la jeringa. De ser así, apuntaremos con la aguja al techo, dando unos golpecitos hasta que el aire suba a la aguja y lo expulsaremos apretando el émbolo. No importa si sale alguna gota de líquido. Si aun así tenemos burbujas de aire, se deja la jeringa de pie con la aguja hacia arriba durante un minuto o más para que suba todo el aire y repetimos la operación.

• 5) Volvemos a poner la tapa a la aguja.

• 6) Después de seleccionar la zona donde pincharemos, la lavamos con agua y jabón. Secamos bien la zona y la limpiamos con alcohol. Al contrario de lo que se piensa, el alcohol no es un buen desinfectante. La zona solo permanece estéril muy poco tiempo, por lo que limpiamos con alcohol y, rápidamente, pinchamos con un golpe seco. Hace falta menos fuerza de la que parece. La aguja entra fácilmente en la carne.

• 7) Una vez pinchada la aguja, se tira del émbolo un poco. Si salen burbujas (realmente no es aire, es «vacio») todo está ok. Si sale sangre, se saca un poco la jeringa, se cambia un poco el ángulo, y se vuelve a meter entera. NO hace falta sacar la jeringa entera. Aun así, si la sacamos por miedo u otro motivo, hay que cambiar la aguja. No hay que tener miedo por la sangre que ha salido. Simplemente, hemos pinchado en un pequeño vaso sanguineo. La sangre que esta dentro de la jeringa, es tuya, no pasa nada.

• 8) Apretamos el émbolo despacio, ya que estamos introduciendo un líquido que puede romper algunas fibras de músculo.

• 9) Cuando hemos introducido todo el líquido, sacamos la aguja y ponemos un algodón con alcohol, apretando un poco. Algunas veces, sale alguna gota de sangre. Es normal.

• 10) Puede que necesitemos masajear la zona un poco si duele.

No tocar nunca la aguja con nada. Ante cualquier duda, limpiar con alcohol.
Con esto hemos acabado. Pon la tapa a la aguja y deséchala en un sitio seguro.

Jeringa
Debemos decir que si en la ampolla viene más dosis de la que queremos usar y la siguiente inyección será en dos o tres días, se puede poner el resto del contenido en otra jeringa. Protegemos la aguja con su tapa y la guardamos en lugar fresco y sin luz. Cuando se use, podemos limpiar la aguja con alcohol.

Es mejor que el tamaño de la jeringa sea algo mayor al del líquido. Por ejemplo, si pensamos poner 3cc, una jeringa de 5 va bien.
Para el glúteo y la pierna es adecuada una aguja de 3 a 3,5cm.
Para hombro, pecho y bíceps, las típicas agujas de insulina van bien. Son de 1,5cm aproximádamente.

Fotos
Las zonas recomendadas son el glúteo, en el cuadrante superior externo. Si no lo hacemos asi, podemos pinchar en el nervio ciático, lo cual es peligroso.
En la pierna, la zona media externa, es decir, de pie, dejando caido el brazo, donde toca la mano la pierna.

Estas zonas (pecho, bíceps y tríceps) no son recomendadas para culturistas sin experiencia.

Cantidades
Las cantidades máximas aconsejadas por zona son las siguientes:

 

Zona cc
Glúteo 5
Hombro 3
Bíceps 2
 
foro culturismo
© 2014 Culturismo y Fitness.

Todos los derechos reservados ANABOLANDIA.COM.
* No se admite reproduccion parcial o total sin consentimiento expreso. *
Tienda Nutricion Deportiva